Las competencias de este Servicio Autónomo están tipificadas en el  Reglamento Orgánico, específicamente en el capítulo VII, titulado “De los Servicios Autónomos sin Personalidad Jurídica y Demás Órganos Desconcentrados”, Sección I, Del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria, Artículo 40, el cual señala lo siguiente: 

Corresponde al Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS), la aplicación de la legislación sanitaria, así como las siguientes atribuciones:

 

  1. Ejecutar las políticas sanitarias dirigidas a reducir los riesgos a la salud y a la vida de la población, vinculados al uso y consumo de productos, así como para regular la prestación de servicios en materia de salud, mediante la aplicación de mecanismos y estrategias de carácter preventivo, basados en criterios científicos y técnicos normados  nacional e internacionalmente.
  2. Participar coordinadamente con los órganos competentes en la elaboración de los instrumentos jurídicos y procedimentales que regulan los procesos, productos y servicios de salud objeto de autorización, registro, vigilancia y control.
  3. Participar y dar cumplimiento a los acuerdos internacionales en el área de su competencia, dirigidos a preservar la salud de la población.
  4. Hacer efectivo el cobro de tasas, tarifas y multas aplicables a los trámites y servicios que permitan la generación de ingresos propios para una sana, equitativa y transparente administración, así como fijar y hacer ajustes a las tarifas que se estimen, previa aprobación del Ministro o Ministra del Poder Popular para la Salud.
  5. Registrar y mantener actualizada la información sobre la autorización sanitaria de empresas, productos, establecimientos, instituciones y laboratorios con impacto en la salud en el ámbito nacional, así como sobre certificación y recertificación de profesionales y técnicos de salud.
  6. Coordinar, supervisar, evaluar y asesorar las actividades de vigilancia y control de productos de uso y consumo humano, de la prestación de los servicios, de los establecimientos, de los profesionales y técnicos de salud, en todos los niveles operativos de los sectores públicos y privados.
  7. Desarrollar estrategias para promover e incentivar la participación comunitaria organizada en el proceso de vigilancia y control sanitario.
  8. Conocer, sustanciar y decidir los expedientes contentivos de las solicitudes, reclamaciones y denuncias presentadas por los administrados, de acuerdo a lo previsto en el ordenamiento jurídico.
  9. Hacer cumplir la normativa sanitaria vigente sobre productos con regímenes especiales, incluyendo, entre otros, psicotrópicos y estupefacientes, precursores y sustancias químicas utilizadas en el sector salud, en coordinación con los órganos y entes de la Administración Pública con competencia en la materia.
  10. Vigilar y controlar la promoción y publicidad de materiales, envases, empaques y productos de uso y consumo humano, así como la prestación del servicio en el sector salud.
  11. Coordinar actividades con órganos, y entes públicos y privados relativos al intercambio de información y a la conformación de sistemas efectivos de información, vigilancia y control en sus áreas de competencia.
  12. Iniciar, sustanciar y decidir los procedimientos administrativos, así como, aplicar las medidas y sanciones que sean de su competencia de conformidad al ordenamiento jurídico vigente.
  13. Diseñar y fomentar campañas de educación dirigida a la población en las áreas de su competencia, orientadas a la reducción del riesgo sanitario.
  14. Las demás que le atribuyan las leyes, reglamentos, decretos y resoluciones.
Go to top