SACS PORTUGUESA PROMUEVE ADECUACIÓN DE SALAS DE MATANZA.

 

Guanare.- noviembre 2.017

Además de garantizar precios justos, el Gobierno Bolivariano promueve la inocuidad de los alimentos con la incorporación de los funcionarios del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS) al Plan Silbón, que adelanta el Ejecutivo regional para abastecer a la población.

Durante las primeras jornadas de trabajo, los inspectores sanitarios revisan el correcto funcionamiento de centros dedicados al beneficio de carne bovina, rubro esencial para la alimentación de los llaneros.

La fiscalización fue realizada en forma conjunta entre el SACS y la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) de Portuguesa, iniciando por el Consorcio Socialista Cárnico de Ospino, una empresa creada por el Gobierno estadal para favorecer el procesamiento y distribución de carne de res.

Justo en el Consocar, se acordó crear un plan de trabajo que redundará en el mejor desempeño del matadero, pues se tiene previsto aumentar la capacidad del drenaje principal y otras mejoras enfocadas en lograr una mayor salubridad en el área de deposición de los residuos.

Adicionalmente, ya fueron visitados los mataderos de Acarigua-Araure, La Curva (municipio Guanare) y una sala de matanza próxima a iniciar operaciones en el municipio San Genaro de Boconoíto, y se prevé completar las visitas a cerca de un decena de establecimientos que de este tipo existen en Portuguesa.

“Más que de la cantidad que producen, el SACS se ocupa de la calidad de lo que se procesa en estos centros, pues el cumplimiento de las normas sanitarias evita la proliferación de enfermedades en la ciudadanía”, recordó José Carrillo, Contralor Sanitario estadal.

De las buenas prácticas observadas durante el beneficio de los animales, depende la inocuidad de los productos y sub-productos que se disponen para el consumo humano.

En el caso específico de la entidad llanera, los sanitaristas velan principalmente porque la carne expuesta para consumo humano esté libre bacterias que pudieran causar brucelosis, diarreas por Escherichia coli, o infección por Staphylococcus aureus y Salmonella.

Go to top