TÁCHIRA DA PRIORIDAD A LOS CASOS DE MALA PRAXIS EN EL USO DE SUSTANCIAS DE RELLENO.

Táchira, noviembre 2.017

Desde los sucesos ocurridos el pasado 06 de enero del año en curso, en el estado Táchira, en donde la ciudadana Shirley Alexandra Riaño, de origen Colombiana, falleció en el Centro de Salud “Urológica San Cristobal” del Municipio San Cristobal, luego de realizarse una cirugía de rinoplastia y liposucción, el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS) del estado Táchira, inició el monitoreo constante en los diferentes centros de salud del estado fronterizo, junto a los cuerpos policiales de la región.

Así lo dio a conocer el Director Estadal del SACS, Milton Bracamonte, quien sentenció que la aplicación de sustancia de relleno (Biopolímeros) viola la  Gaceta Oficial Nro. 40.065 de fecha 05/12/2012, que prohíbe el uso y aplicación de estas sustancias para fines estéticos, agregando que en este seguimiento se ha observado el empleo de estas prácticas en hoteles, gimnasios y peluquerías.

En este sentido, como autoridad sanitaria, Bracamonte explica que a través del SACS han recibido información de los familiares de la víctima, de otras personas afectadas y de algunas organizaciones sociales, que denuncian la irresponsabilidad de algunas personas que practican estas acciones, en las que usualmente se trata de jóvenes procedentes de Colombia, quienes sufren esta mala praxis. Las vías de contacto con los médicos las realizan por vía telefónica y on line, presentando fotografías y acordando presupuestos, para un encuentro desde Cúcuta, hasta la Ciudad de San Antonio del Táchira, guiándolas hasta los centros de alojamiento incluidos en el paquete ofertado (viviendas familiares, hoteles).

Ante esta problemática la Autoridad Sanitaria, resalta que durante el seguimiento y la vigilancia se ha verificado la existencia de otras jóvenes que han corrido con la misma escena. Esta vez una joven de 16 años, madre de familia, fue víctima recientemente de la práctica de biopolímeros; luego de la inspección, se evidenció que en el centro de salud no aparecen los exámenes pre operatorios, ni la consulta pre anestésica, libro de cirugías, plan quirúrgicos operatorios.

Como consecuencia de las actuaciones de mala praxis en la aplicación de Biopolímeros, la Fiscalía del Ministerio Público ha perpetrado la detención de tres médicos, y por el fallecimiento de la joven madre, se detuvo a las mujeres que le causaron la muerte en un consultorio de ginecología en Ureña.

Igualmente, el SACS ha ejecutado el cierre de establecimientos de salud en la región tachirense, principalmente por fallas referentes a la estructura arquitectónica, pisos, paredes, techos, insalubridad, carencia de registros ante el SACS Central, de instalación y funcionamientos de los quirófanos, medicamentos en mal almacenamiento, vencidos, biopsias almacenadas con alimentos y con materiales de oficinas en desuso, por no contar con UCI, ambulancias, ascensores para bajar a los pacientes sometidos en cirugías, siendo forzados a trasladarse por las escaleras desde un tercer o segundo piso, debido a que las áreas de emergencias se ubican en pisos superiores.   

De esta manera, Bracamonte, afirma que el SACS dará continuidad al seguimiento de estos casos, con el fin de minimizar los riesgos ocasionados por la práctica de estas intervenciones quirúrgicas.

 

Go to top